Crítica | Batman V Superman: Dawn of Justice (2016) ★★★☆☆

Vamos al grano. Esta es una de las películas más esperadas del año y lo primero que ustedes quieren saber es si me gustó o no. La respuesta es que sí me gustó, y mucho, pero no es un filme que amé. Pienso que en general es bueno, pero está muy lejos de ser la historia perfecta para estos personajes. En resumen, los personajes son bien representados por los actores y la historia es digna de los cómics que adapta, pero no es necesariamente la película que los define. Excepto quizás en el caso de Superman.

La historia 

Si vieron los tráilers ya tienen una idea de la misma, pero aunque este filme no tiene muchas sorpresas en su trama sí hay mucho más que lo mostrado en los trailers.

Ya sabemos que Bruce Wayne estuvo presente durante la destrucción de Man of Steel (2013), y también sabemos que el no confía en una extraterrestre con el poder de destruir la raza humana. De la misma forma sabemos que hay más personas que no confían en Superman, entre estas se encuentran las víctimas de Metrópolis, políticos y el billonario Lex Luthor.

La trama

Basada en su mayor parte en la novela gráfica Batman: The Dark Knight Returns (1986), el filme nos da un arco de historia bastante rico en contenido, pero el mismo fue un poco atropellado y desenfocado en su narrativa. Esto posiblemente sea el mayor defecto de BvS. Es dos historia encapsuladas en una película, que parece ser justos ambas fueron bien ejecutadas pero se sienten forzadas al unirlas. Hubiese sido mejor verlas por separado, pero entiendo que en un mundo donde existe Bruce Wayne/Batman hacer esto (dividir las historias) sería logísticamente imposible.

Dirección

Como era de esperarse Zack Snyder nos presenta un filme visualmente impresionante, lleno de referencias, detalles y momentos sacados de varios de los mejores cómics de los personajes. Si te gustó Man of Steel tienes que salir volando a ver esta película. Si tienes sentimientos encontrados con dicho filme puedes salir corriendo a verla y si no te gustó espera a que pasen las primeras dos semanas antes de ir a verla en el cine. El punto es que es una de esas películas que no importa qué, si eres un cinéfilo, tienes que ir a pasar la experiencia de verla en la pantalla grande.

El ritmo 

Es lento en sus primeros dos actos, pero la acción y desarrollo de personajes debe ser suficiente para que la mayoría se entretenga y no se quiera perder ni un momento de la película. Sin embargo, la extensa duración de casi 3 horas será un factor determinante para que muchas personas la quieran o no quieran volver a ver. Fácilmente pudo durar en 10 a 20 minutos menos, pero creo que tiene un ritmo narrativo decente una vez arranca a mitad del segundo acto.

Los efectos visuales

Son excelentes en la mayoría del filme. Hay ciertos humos y gases que más fake no se podían ver pero esto es lo peor que se puede decir de la producción. Por si se lo preguntan, el pseudo Doomsday es exactamente lo que uno espera, un gigantesco monstruo hecho en CGI que se ve lo suficiente decente para no llamar mucho la atención. Los efectos especiales, o sea los prácticos como las explosiones reales, destacan sobretodo en las escenas de acción de Batman.

La cinematografía 

El trabajo de Larry Fong (300, Watchmen, Super 8) es hermoso. No hay una toma en particular que se haya grabado en mi mente con la profundidad como lo hicieron varias de Man of Steel pero sé voy a recordar por un buen tiempo. Si te gustó el intro/prólogo de Watchmen el de Batman v Superman también lo haré.

La música

Las composiciones de Hans Zimmer (Man of Steel, The Dark Knight Trilogy, Interstellar) y Junkie XL (Man of Steel, Mad Max: Fury Road, Deadpool) es una de las cosas que me gustó más. Cada vez que sale el motivo de Superman me emocionaba. Escuchar como la música interactúa y aporta a la historia es una de las razones principales por las que quiero volver a ver la película.

Llegamos a las actuaciones. No voy a dedicar mucho tiempo en los actores que regresan a interpretar sus papeles en Man of Steel porque todos fueron excelentes, aunque no todos hayan tenido el tiempo en pantalla suficiente.

Ahora a vamos a las caras nuevasBen Affleck se transforma física y psicológicamente para darnos la encarnación más fiel a los cómics que hemos visto tanto de Batman como de Bruce Wayne. Ya estoy loco por volverlo a ver en acción en otra película. Eso sí, este no es el Batman al que estamos acostumbrados, es uno mucho más cruel y violento.

Gal Gadot es otra que te dejará con ganas de más, en el buen sentido de la oración. Su personaje tiene más tiempo en pantalla del que esperaba y realmente es ella quien hace posible que se establezca la posibilidad de los futuros filmes de DC. Ella se roba el show en el último acto, es basada.

Jeremy Irons es otro que nos presenta la mejor versión de Alfred Pennyworth en el poco tiempo que lo vemos en pantalla. Esta vez no es solo el consejero que le trae la comida y cura las heridas de Bruce Wayne, sino activamente ha sido parte fundamental noche tras noche de la lucha que ha llevado Batman contra el crimen por los pasados 20 años.

Jesse Eisenberg será sin duda donde más divididas estarán las críticas. Algunos les sorprenderá su actuación y otros la odiarán. Yo estoy más inclinado al primer grupo. Su personaje es uno sumamente complejo que hay que ver con detenimiento para apreciarlo. Es excéntrico, inteligente, arrogante, emocional, manipulador, definitivamente malvado, un tanto demente, y piensa que está haciendo lo correcto. Todas esas facetas el actor las saca a la luz a pesar de que su personaje no tiene el tiempo suficiente en pantalla, teniendo en cuenta que es el villano principal. Sin embargo, el tiene tiene varios de los mejores diálogos del filme.

El combate. Sin muchos detalles, cuando ambos titulares se enfrentan es épico, el problema es que las razones por las que lo hacen son un tanto artificiales por parte de Superman, y he aquí en donde vuelvo a mencionar el problema en la narrativa. La pelea simplemente pasa porque la película lo dice en su título y no porque tiene motivos bien establecidos. Aclarando, el personaje de Bruce Wayne si tienes motivos para enfrentarse, y en general este es el mejor personaje trabajado en la historia, pero Superman básicamente se enfrenta sin necesidad de hacerlo.

En general estos son mis pensamientos sobre BvS. Pudo ser más épica pero no necesitó serlo. Es entretenida, oscura y en momentos emocionante. No hay muchas sorpresas en su historia pero la misma es sólida. Hizo su trabajo de dejarnos con ganas de más y ahora le toca a Suicide Squad definir este universo cinemático que ha nacido. Batman es lo mejor del filme, el V Superman fue un tanto pobre en ejecución, y el Dawn of Justice sorprendentemente funcionó.


Publicaciones relacionadas:

Batman (1989), Batman Returns (1992), Batman Forever (1995), Batman & Robin (1997), Batman Begins (2005), The Dark Knight (2008)Crítica | The LEGO Batman Movie (2017)

Análisis | Batman V Superman: Dawn of Justice (2016)

Wonder Woman (2017) ★★★★☆

(Visited 38 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *