Loading

wait a moment

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 2

Si estás leyendo este artículo es porque probablemente leiste la primera parte de  Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar  y quieres más. Si no has leído te recomendamos que lo hagas. Dicho eso, en esta segunda parte continuaremos con nuestra búsqueda de esas películas que estaban supuestas a comenzar una franquicia, pero fracasaron miserablemente en el intento.

Como indiqué en la primera parte de esta serie de 3 artículos, no todos los filmes en esta lista son malos, pero por diferentes factores no lograron su cometido.

Sin más preambulos, comencemos.


8. Green Lantern (2011)

Aunque no lo crean, Green Lantern era la película que iba a comenzar el universo cinemático de DC. Estaba planeada para ser una trilogía que terminaría con la introducción de Justice League. Incluso ya se había aprobado una secuela antes de su estreno. Se dice que el estudio metió sus manos en la edición (lo cual siguen haciendo) y por esto, en gran parte, el resultado final no fue el que se ambicionó durante la producción.


9. John Carter (2012)

Esta película basada en el personaje creado por Edgar Rice Burroughs, mejor conocido por ser el también creador de Tarzán, es uno de los mejores ejemplos de cuanto daño puede hacer una mala publicidad/marketing en un producto. Desde utilizar un título simple y poco apelante para los que no conocen el material original, y aleja a los que sí (10 de los títulos que componen la serie de novelas terminan “of Mars”, incluyendo John Carter of Mars), hasta mostrar un tráiler con pobres efectos visuales y música desacertada. Si a eso le sumamos que su costo de producción fue 20 millones más que el Avatar (2009) y que es considerada una de las peores recaudaciones para un filme de Disney, tenemos la receta perfecta para el fracaso.

El director Andrew Stanton, famoso por ser el director de Wall-E (2008) y co-dirigir Finding Nemo (2003), debutó haciendo una película live action con este filme. Sin embargo, rechazó constantemente las ideas del equipo de marketing lo que llevó a una mala publicidad y el fracaso de John Carter of Mars.

Dato curioso: La película estuvo en “development hell” (término utilizado para las producciones que se quieren hacer, pero por una razón u otra no se hacen) durante 79 años. El primer intento de producirla se hizo en 1931, e iba a ser una animación. Si el primer intento se hubiese concretado esta fuera la primera película animada americana, pero no pasó.


10. The Lone Ranger (2013)

Este filme ha sido uno de los más grandes fracasos de todos los tiempos, haciéndole perder al estudio entre 94 a 119 millones.

Dato curioso: Quentin Tarantino nombró a The Lone Ranger como una de sus 10 películas favoritas del 2013.


11. The Mortal Instruments: City of Bones (2013)

Basada en la primera de 6 novelas, aquí vemos a otra franquicia que fracasó en ostentar el jugoso lugar de The Hunger Games (que anteriormente era de Twilight, y antes de Harry Potter). La crítica y la taquilla fueron tan pobres que decidieron hacerle un reboot para convertirla en la serie de tv Shadowhunters: The Mortal Instruments. La tercera temporada de la serie comienza el 20 de marzo.

Dato curioso: Sigourney Weaver fue elegida para interpretar al personaje de “the Inquisitor” para la secuela cancelada “The Mortal Instruments: City of Ashes“.


12. Dracula Untold (2014)

Este primer intento por comenzar lo que ahora conocemos como The Dark Universe era un paso lógico que nos quería mostrar nuevamente la historia de Drácula, pero haciendo un personaje heroico y una víctima. Lamentablemente “Untold” no trajo los suficientes elementos a la mesa como para hacerla apelante para la audiencia que ha visto esta historia una y otra vez. Es una pena porque pienso que Luke Evans es un excelente Drácula.

Dato curioso: El 27 de septiembre de 2016, Luke Evans comentó que había conversaciones sobre incluir a su personaje en The Dark Universe, pero el director de The Mummy (2017), Alex Kurtzman, negó que Dracula Untold fuera parte del canon de este nuevo universo cinemático.


13. Vampire Academy (2014)

A pesar de no ser un filme rentable en la taquilla mundial (generando sólo $15,391,979 de los $30 millones de presupuesto), el director Mark Waters estaba dispuesto a darle una segunda oportunidad a la franquicia haciendo la secuela (la cual llevaría por título Vampire Academy: Frostbite). Por más loco que parezca, el estudio Preger Entertainment llegó a un acuerdo para que el director hiciera la secuela, con la condición de que este hiciera que los fanáticos donaran $1.5 millones para probar que iban a apoyar la película. Para esto se creó una campaña de indiegogo de un mes (agosto a septiembre), pero esta apenas pudo recaudar un poco más de una sexta parte de la cantidad solicitada por el estudio (unos $254,500), y por ende los planes de una secuela recibieron una estacada en el corazón.


14. King Arthur: Legend of the Sword (2016)

El primer filme de lo que se planeaba fuera una serie de 6 películas se sintió como si hubieran comprimido las primeras 2 historias planeadas en una sola. Si a esto le añadimos que en su primer fin de semana sólo logró recaudar $14.7 millones, lo que nos queda por imaginar es cómo sería la recaudación de las próximas entregas que nunca veremos, ¿o sí?.


Publicaciones relacionadas:

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 1

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 3

(Visited 492 times, 1 visits today)

2 thoughts on “Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *