Crítica | Happy Death Day (2017) ★★★1/2

Utilizar la premisa de Groundhog Day (1993), o Edge of Tomorrow (2014) para nuestros seguidores más jóvenes, en un filme de horror es una idea tan obvia, sencilla y brillante, que duele pensar que nadie la hubiese hecho antes.

Si has visto el tráiler ya sabes exactamente qué esperar, sino lo has visto aquí te dejo una breve sinopsis (sin spoilers) de la trama:

Tree es una universitaria materialista que tras ser asesinada el día de su cumpleaños vuelve a revivir el mismo día. Ahora la joven tiene la oportunidad de cambiar y de paso descubrir la identidad de su asesino, sus motivos o morir para intentarlo nuevamente.

Sin muchas sorpresas se utiliza la premisa al pie de la letra y por ende, aunque entretenida, no sorprende. Sigue siendo un slasher como tantos otros. La única diferencia es que en vez de ver a varios personajes morir de diferentes formas sólo vemos a uno (lo cual es interesante).

Sin embargo, si bien su historia optó por irse a la segura, la dirección y dirección le sacan provecho a la premisa para sorprender con humor negro que no lo veía tan bien ejecutado en un filme del género desde SCREAM (1996).

En el horror y suspenso, la película no decepciona, especialmente en su primer acto, pero al la naturaleza de la historia ser una repetitiva no pasa mucho para que el tono del filme haga un cambio acertado y necesario.

A pesar que el último acto y sus momentos de clímax se sienten acelerados y forzados, en general HAPPY DEATH DAY cumple lo que en su tráiler. Es una apuesta segura que logra entretener durante sus 96 minutos de duración.

Todo fanático del horror la debe ver.


Publicaciones relacionadas:

Crítica: Edge of Tomorrow (2014)

(Visited 8 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *