Crítica | mother! (2017) ★★★★☆

Esto es una película que, si bien no es para todo público, trasciende las etiquetas de “buena” o “mala”. Catalogarla así sería simplificar mundanamente, y hasta cierto punto menospreciar, uno de los filmes más provocadores del año. El también guionista, Darren Aronofsky (Black Swan, The Wrestler) nos regala con MOTHER! otra experiencia incómoda, pero totalmente digna de presenciar, apreciar, analizar y discutir.

Desde un punto técnico esta es la película del director más compleja y mejor ejecutada detrás de cámaras. Desde el aspecto narrativo, quizás no sea su mejor filme, pero no se puede negar la agudeza intelectual con la que Aronofsky nos presenta, al más alto nivel, una historia cruda y honesta; que raya en lo surrealista, pero tiene un mensaje muy verdadero.

Quizás el espectador casual, inocentemente dejándose llevar por los tráilers, piensa que MOTHER! es una película de horror y suspenso; pero no se le puede echar la culpa ya que la campaña de marketing decidió deliberadamente vender el filme como tal para atraer a la mayor cantidad de público posible. Sin embargo, a pesar de no ser un filme de horror en el sentido popular del género, este drama es capaz de horrorizar e inquietar a la audiencia de una manera sublime; incluso aunque esta no esté segura qué está viendo.

Días después de verla sigo pensando en ella y mientras más hago esto más aprecio el trabajo realizado por Aronofsky. Como todo un virtuoso el director nos lleva a una experiencia caótica, pero con mucho que decir, y en el contexto de lo que dice hay mucha verdad.

Aún no sé qué significa todo lo presentado, pero las alegorías y simbolismos en general son bastante obvios, y mientras se desarrolla la trama más claros y directos se vuelven.

En general es un filme que disfruté, a pesar de que en momentos es asfixiante. El mensaje de la historia es uno poderoso, pero puede resultar incómodo para quienes sólo se enfoquen en las alegorías a la religión.

Como es de esperarse las actuaciones son excelente. Jennifer Lawrence carga la película, pero es Javier Bardem quien se roba el show.

PS: Hay una razón específica por la que puse en el encabezado el título de la película en letra minúscula. Si saben cuál es por favor no la revelen.

(Visited 31 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *