Crítica | The Conjuring (2013) ★★★★☆

La mejor película de horror que vi en 2013, y que desde su estreno sigue siendo la mejor película de horror que he visto a pesar de no traer nada nuevo al género. Es aquí que aplica la ejecución lo es todo, y la ejecución de “The Conjuring” es excelente de principio a fin. Se podría decir que hasta brillante. Con una atmosfera de constante de tensión, más excelentes actuaciones, libreto, iluminación, sets y una cinematografía que nos recuerda que aún hay quienes saben cómo construir escenas de verdadero horror.

Esta película es una de las mejores para ver no tan solo en octubre sino en cualquier parte del año, ya que el filme se puede considerar un clásico moderno. Bajo la dirección de James Wan (Saw, Dead Silence, Insidious, Fast & Furious 7) esta película cuenta la historia de los Warren (interpretados por Vera Farmiga y Patrick Wilson), una pareja de investigadores paranormales, y uno de sus casos más destacables. El filme está “basado en sucesos reales” supuestamente, como tantos otros filmes, pero esto no influye en nada con el entretenimiento de calidad que me brindo esta película, que logró meterme en su mundo desde la primera escena… y para los que no recuerden la primera escena trata sobre la muñeca de porcelana Annabelle, que tras el éxito de “The Conjuring” ahora tiene su propia película. Malditas muñecas de porcelana porque son tan espeluznantes y feas.

Con un buen ritmo y aún mejor edición la película presenta y desarrolla su trama fluidamente. La historia principal comienza cuando una entidad demoniaca ataca a una familia recién mudada a una casa, y buscan de la ayuda no ortodoxa de los Warren. Como ya mencioné las actuaciones son para aplaudir, en ningún momento hay un personaje caricaturesco o alguien sobre actuando. Hay 5 niñas/jóvenes en esta película y todas hacen que el filme se sienta más real. No le voy a quitar el crédito que se merecen a estas futuras estrellas, pero no creo que la credibilidad de las actuaciones fuera posible sin ladirección de James Wan, quien es la verdadera estrella del filme.

La cinematografía aquí también cumple un factor importante ya que funciona como un actor más y nos cuenta su propia historia visual sin necesidad diálogos, pero si a esto le sumamos que el libreto está bien pensado y cuenta con personajes bien realizados, de los cuales tenemos justo los suficientes detalles para conocerlos, tenemos una película que cubre todos los aspectos de lo que se considera un buen filme y no tan solo un buen filme de horror.

Lo único maloque diría sobre la película es que no me gusto la última escena. La encontré innecesaria, tensa, bien ejecutada y efectiva, pero innecesaria. Me gustaría ver un filme de horror que no pusiera un twist al final o una escena extra una vez resuelto el problema. Si me pongo muy quisquilloso también diría que la película se sintió unos 10 minutos más larga de lo que debió ser, pero a la vez no sabría que escenas quitar, sin contar la última, ya que todas tienen su importancia en la historia y los personajes. A parte de esto no creo que el filme tenga nada “malo”. Se pude escribir que no da tanto miedo como los primeros 2 actos de “Insidious” (2011) pero si tengo que escoger entre una película que durante 2 tercios sea sumamente buena y en su último acto parezca una caricatura y una que es totalmente buena prefiero, obviamente, la que durante toda su duración mantiene un tono consistente.

Si eres una de esas personas que va a ver una película de horror simplemente para después decir que no da miedo; 1) No deberías ir a ver estas películas, 2) deberías ir solo cuando estés en el mood de asustarte, 3) Púdrete. Una cosa es que el filme sea malo (Dark Harvest, Dracula 3000, Jason X) y otra que no puedas apreciar una buena película (The Ring, A Nightmare on Elm Street, The Thing) que no tan solo quiere asustarte, sino que cuenta una historia. Ojo, este filme si asusta, siempre y cuando te adentres a la película. Lamentablemente en el tráiler salen la mayoría de los mejores momentos del filme, cosa que le resto un poco de intensidad a los mismos más impactantes.

The Conjuring” me recordó a “The Birds” (1963), “The Exorcist” (1971), “The Amityville Horror” (1979), “Insidious” (2011) y “The Woman in Black” (2012), y ninguna de estos filmes son malos (no me voy a poner a discutir sobre si “The Woman in Black” es mala o no, para mi es buena) así que creo que es positivo que me siguiera gustando a pesar de tener tantos elementos que me recordaran vivamente a otros filmes. Obviamente la recomiendo. Si no la has visto hazlo y si ya lo has hecho vuélvela a ver otra vez, vale la pena.


Publicaciones relacionadas:

Crítica | Annabelle (2014) ★★☆☆☆

Crítica | Annabelle: Creation (2017)

(Visited 14 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *