Crítica | Suicide Squad (2016) ★★★☆☆

Por: Steven Ferro

Luego de no ver un solo trailer, ningún TV Spot, no leer reseñas (solo puntuaciones), ni leer comics al respecto, ni rebuscar información de cada uno de los personajes, para no entrar con una idea errónea de “como debe ser” o “como creo que debe ser”; me disfruté al máximo uno de los filmes basados en novelas gráficas más esperados del año, “Suicide Squad”.

Al comenzar el largometraje su libretista y director, David Ayer, te deja algo bien claro, esto es una continuación directa a los acontecimientos de “Batman v Superman: Dawn of Justice”, o sea, es una 3ra entrega del nuevo Universo Cinematográfico de DC, que comenzó con “Man of Steel” (2013). Así que, no hay necesidad de estar leyendo comics, simplemente haber visto los 2 filmes anteriores. Repasemos en que Ayer escribió los libretos de, “Training Day”, “The Fast and The Furious”, “Harsh Times”, “End of Watch” y “Fury”, siendo también el director en la mayoría. Experiencia tiene para hacer algo de calidad de DC comics y no una miscelánea monótona como “Green Lantern” (2011).

La peculiaridad de “Suicide Squad” sobre cualquier otro filme de “super-heroes” en las últimas dos décadas es, que sus protagonistas están excentos de ese sentido de ser benévolos, simplemente son antagonistas obligados a un fin. Esto no se veía desde “The League of Extraordinary Gentlemen” (2003), también basada en un cómic y del mismo novelista gráfico de “Watchmen” (2009). La misma fue vapuleada por la crítica, mientras que otros mortales la disfrutamos una y otra vez.

El Desarrollo de Personajes

A traves de la trama hay hasta 10 personajes del Escuadrón Suicida y no todos son desarrollados de la misma manera. La historia carga con 3 protagonistas y el resto secundarios. El primero es “Deadshot”, interpretado por Will Smith; donde se le reconoce al actor por no representar papeles secundarios en ningún filme y aquí queda muy claro. El segundo es “Harley Quinn”, interpretada por la sensual Margot Robbie (The Wolf of Wall Street) y por último, “Ricky Flag”, encarnado por Joel Kinnaman (RoboCop). Los tres personajes son desarrollados de una forma rápida y concisa, ya que son demasiados los personajes para el metraje de 2 horas. No hizo falta filmes previos para su desarrollo, esto es innovador, son antagonistas, no la Liga de la Justicia. Los personajes secundarios son, “Boomerang” (Jai Courtney, Terminator Genisys), “Diablo” (Jay Hernández, Quarantine), “Killer Croc” (Adewale Akinnuoye, Thor: The Dark World), “Katana” (Katen Fukuhara) y “Slipknot” (Adam Beach, Flags of Our Fathers). Mención honorífica a Viola Davis por su rol de “Amanda Waller”, el papel más imponente e intenso de los tres actos. Por otro lado, “June Moon/Enchantress”, encarnada por la modelo Cara Delevingne (Paper Towns), sirve de víctima o victimaria en el mayor de los casos; que a pesar de su juventud, su voz es la fortaleza en su tono oscuro. Cabe recalcar que durante los 123 minutos de duración, el género femenino es lo más sobresaliente y esto es algo sumamente escaso en otros filmes del género.

Hablemos de “The Joker”

El antagonista más memorable de DC queda en un 3er plano, como debe ser. Dentro de lo poco que se puede apreciar del personaje interpretado por Jared Leto (Dallas Buyers Club), lo hizo bastante sobresaliente. No se le debe comparar al “The Joker” de Jack Nicholson ni mucho menos al de Heath Ledger, donde toda la trama de cada película corría a través de sus actos. “The Joker” sirve de vínculo en la introducción e interacción de la extraordinaria “Harley Quinn” durante toda su presencia en el rodaje. No se le debe confundir como un miembro del Escuadrón Suicida y esto se apreció en la misma publicidad de la película; donde no debe ser una debilidad a la hora de medirla. “The Joker” ya tendrá su esencia misma en algún filme de “Batman” dirigido por Ben Affleck. Por otro lado “Harley Quinn” es el personaje más divertido, simpático y encantador de la historia, Margot lució espectacular, como si el personaje hubiera sido creado específicamente para ella.

Música, edición y cinematografía

La música está a cargo de Steven Price, ganador del Oscar por su composición en “Gravity”. Su mezcla de sonidos entre “dubstep”, “hip-hop” y “classic rock” iban a corde con la tonalidad del filme. La edición fue trabajada por John Gilroy, el mismo de “Warrior”, “Pacific Rim” y “Nightcrawler”; mejor trabajo que lo que se pudo hacer en “Batman v Superman”. Por último, la cinematografía fue dirigida por Roman Vasyanov, quien trabajó junto a Ayer en “End of Watch” y “Fury”; es el filme menos oscuro del nuevo Universo de DC y esto es punto a favor. Recordemos que en su mayoría son humanos, no meta-humanos o alienígenas. La post-producción no está a escalas como las dos anteriores.

El libreto

Las fallas del largometraje están en el libreto de Ayer. El diálogo en ocasiones se escucha tonto e infantil, inclusive en “Deadshot” y “Harley Quinn”. Estamos hablando de asesinos a sueldo y lunáticos, no adolescentes de intermedia. En el tercer acto principalmente, cuando se supone deba ser más serio, parecería escuchar niños de 12 años haciendo comentarios sobre lo malévolo y la amistad. La trama en ocasiones se siente apresurada, 15-20 minutos más de metraje hubieran venido bien. Dos horas es demasiado poco para tantos personajes. Hay unos que fueron introducidos a la ligera y así mismo fueron expulsados del panorama. Hay uno que fue usado muy superficialmente y podría ser negativo ante algunos. Eso sí, no le resta que sea diverida y entretenida. Los chistes sarcásticos entre “Boomerang”, “Harley” y “Killer Kroc” no caen en lo absurdo, además la rivalidad entre “Deadshot” y “Ricky Flag” se siente genuina, dándole interés a la trama; aunque a veces se vio forzada. “Diablo” sorprende en un momento clave. Hay varios asuntos presentes, la paternidad, el amor de pareja y la amistad, aunque esta última fue lo más clichoso del libreto.

Conclusión

“Suicide Squad” no será recordado por ser un filme de comics extraordinario, ni sobresaliente por demás, pero jamás debe ser nombrado como uno de mediocridad. Recordemos que no hay súper-poderes entre sus protagonistas, como en sus predecesores u otros estudios de cómics, como también es simplemente la 3ra película del nuevo universo cinematográfico de DC. Ahora solo nos resta esperar por “Wonder Woman”, “Justice League”, entre otros, sin sacar conclusiones apresuradas antes ver los filmes.

El mismo pudo haber sido clasificado R y es ALTAMENTE RECOMENDADO para ver en el cine.

*Recuerde quedarse en su asiento para una escena a mitad de los créditos finales.*


Publicaciones relacionadas:

Crítica | Wonder Woman (2017) ★★★★☆

Crítica | Batman V Superman: Dawn of Justice (2016) ★★★1/2

Análisis | Batman V Superman: Dawn of Justice (2016)

Los paralelismos entre la figura de Cristo y Clark Kent en ‘Man of Steel’ (2013)

(Visited 48 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *