Loading

wait a moment

Crítica | Star Wars: The Empire Strikes Back (1980) ★★★★☆

Dirigida por Irvin Kershner (Never Say Never Again, RoboCop 2), con una historia hecha por George Lucas (Star Wars, American Graffiti), tenemos el segundo capítulo de franquicia de fantasia y ciencia ficción más importante del cine. En esta segunda parte nos reencontramos con los protagonista de la primera aventura unos cuantos años después de los eventos del primer filme. Tras la destrucción del Deathstar el Imperio Galático  ha concentrado su fuerza en destruir la Alienza Rebelde y es aquí que esta nueva historia comienza.

Los héroes esta vez se encuentran en una base secrete en Hoth (un planeta de nieve) la cual es atacada por las tropas de Darth Vader, quien específicamente busca a Luke Skywalker por la destrucción del Deathstar en la primera película. Mientras tanto Luke es instado por el espíritu de Obi-Wan Kenobi a que busque a Yoda, el único gran mestro Jedi  del cual se conoce que sigue con vida. Kenobi quiere que Luke sea instruido en el uso de la fuerza ya que de esa forma tendrán una posibilidad real de enfrentarse a los Siths. Al no encontrar a Luke, Vader decide enfocar sus esfuerzos en la captura de Han Solo y la Princesa Leia, para usarlos de carnada y atraer al joven aprendiz de Jedi a una trampa.

The Empire Strikes Back supera en practicamente todos los aspectos a su primera parte y nos da varios de los momentos más icónicos de la historia del cine. De hecho, más que ninguna otra película de la franquicia es este filme el que recomendaría ver a todo cinéfilo. Al no tener que introducir nuevos personajes el ritmo de la historia es uno más fluido y enfocado. No es una película perfecta, pero sí una sumamente impresionante.

CA.Empire20.0211.6.Q

Darth Vader tiene más protagonismo en esta secuela, y es aquí que se presenta su tema “The Imperial March”. Lo mismo se puede decir de Han Solo, que en momentos parece ser el personaje principal. A parte, también más o menos vemos por primera vez al Emperador Palpatin, personaje que es mencionado en el primer filme pero se mantiene no hace un acto de presencia real  hasta la tercera parte. Escribo “más o menos” porque si no han visto la versión original de The Empire Strikes Back imagino que no sabrán que el diseño del rostro del personaje es bastante diferente al diseño hecho para The Return of the Jedi(1983).

Una de las cosas que más disfrute de la película es que está cargada de acción y misterio de principio a fin. Siempre hay algo pasando mientras se va desarrollando la historia y es eso una de las cosas que la hace tan divertida de ver. Básicamente esta trilogía inventó la fórmula de comedia y acción que hoy en día usan películas como las de MARVEL, especialmente en las parte de humor. Sin embargo, creo que es la parte del misterio lo que verdaderamente volvió a The Empire Strikes Back la película icónica que es, considerada por muchos, incluyendome, la mejor de la trilogía original.

No puedo imaginar durante su estreno lo soprendido que quedaron la mayoría de los espectadores al revelarse el secreto guardado por Vader, mismo que llevaban escondiendo desde Star Wars (1977). Son esos secretos y misterios, con los que finaliza esta historia, los que hacen a la trama una rica en su contenido narrativo. Esto junto a su divertida gama de personajes, variedad de planetas y la acción, claro está.

Podría seguir escribiendo sobre todo lo que me gusta de The Empire Strikes Back pero eso ya te lo podrás imaginar si has visto la película. Si no lo has hecho te recomiendo que lo hagas porque esta es una de las mejores secuelas hechas en el cine, debatiblemente la mejor (The Dark Knight y Two Towers también están en la conversación).

empire

(Visited 41 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *