Loading

wait a moment

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 1

Que una película sea producida y llevada la pantalla grande es un logro digno de celebrar. Sin embargo, esto no garantiza el éxito del filme. Hay producciones que no importa cuánto esfuerzo o talento tengan simplemente, por alguna razón u otra, no logran conectar con la audiencia, la crítica, pero primordialmente, no logran una buena recaudación de dinero. Es por esto que para intentar comenzar una franquicia (normalmente trilogías) es importante que esa primera película sea impactante. Podemos ver ejemplos como Harry Potter and the Philosopher’s Stone (2001), The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring (2001), Batman Begins (2005) y Iron Man (2008), que lograron su cometido, pero hay tantas otras, incluso buenas, que se han quedado en el cementerio de “no logramos hacer la segunda parte“. Es por eso que les presento, como dice el título de este artículo, la 1ra parte de 3 de “Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar“.


Mención honorífica/deshonrosa

SERIE DIVERGENT

En lo que sólo se puede catalogar como un extraño y bizarro caso, esta franquicia, que claramente intentaba capitalizar en el éxito de The Hunger Games (quien a su vez hizo lo mismo con Harry Potter), estrenó su primer filme un año antes de Mockingjay – Part 2. Esto con la clara esperanza de capturar la atención de los fanáticos de novelas juveniles y quedarse con el preciado puesto de “nueva franquicia que su último libro lo iba a dividir en dos partes”. Lo que la hace especial, es que a diferencias de las demás que voy a mencionar, la serie Divergent logró completar su segunda y tercera película, Insurgent (2015) y Allegiant (2016), pero, tras no tener la acogida esperada en la tercera parte se comenzaron conversaciones de hacer la cuarta, Ascendant, entrega para televisión. Su actriz principal, Shailene Woodley (The Spectacular Now, The Fault in Our Stars), no estaba dispuesta a grabar una película para tv y se retiró del proyecto, lo cual mató las posibilidades de ver finalizada la historia. Esta franquicia pertenece al cementerio poco concurrido de “no logramos hacer la cuarta parte“.


1. Masters of the Universe (1987)

Esta producción de la desaparecida casa productora Cannon Films tuvo problemas financieros los cuales causaron que se tuviera que terminar las grabaciones prematuramente, aún faltaban tres días de filmación. A pesar de esto ya se tenía una secuela, la cual se titularía “Master of the Universe 2: Cyborg“, y fue escrita por Albert Pyun, quien también la iba a dirigir. Sin embargo, Dolph Lundgren no iba a repetir su papel protagónico (porque prefirió trabajar en otra película), y lo iba a sustituir Laird John Hamilton.

En esta segunda parte He-Man volvería a la Tierra para enfrentarse a Skeletor, quien había convertido al planeta en un desierto postapocalíptico. Se esperaba que en el filme salieran los personajes Trapjaw y She-Ra, pero ya que la película fue un fracaso en la taquilla, Mattel y Cannon Films decidieron cancelar la secuela. Se dice que Albert Pyun reescribió el guion de “Master of the Universe 2: Cyborg” para hacer la película Cyborg (1989) con Jean-Claude Van Damme.

Dato curioso: Hay un documental sobre Cannon Films titulado Electric Boogaloo: The Wild, Untold Story of Cannon Films, se los recomiendo.


2. Super Mario Bros. (1993)

La última escena de la película dejaba abierta la posibilidad para una secuela. La misma hubiese presentado el regreso de Mario y Luigi junto a la princesa Daisy a un universo alternativo para enfrentarse a Donkey Kong. Creo que está demás decir que este infame filme, el primero en adaptar un video juego a la pantalla grande, no fue exitoso y cualquier posibilidad de una segunda parte se quedó sin vida. Game Over!

Arte por Kaighen, www.artstation.com/kaighen

3. The League of Extraordinary Gentlemen (2003)

Se planificó una continuación, pero debido a la mala crítica y una decepcionante recaudación esta nunca se materializó. La secuela hubiese sido una adaptación de la segunda series de los cómics, en la cual la Liga se enfrentaría a los extraterrestres de War of the Worlds (H.G. Wells, 1897).


4. Van Helsing (2004)

El filme estaba supuesto a comenzar una serie de secuelas basadas en el personaje, pero debido, como ya deben saber, a las malas críticas y pobre desempeño en la taquilla estos planes se derrumbaron durante los primeros días de estreno. Sin embargo, las ventas de DVD fueron de 65 millones de dólares en su primera semana, más de la mitad de lo que ganó la película durante su ciclo doméstico en el cine. Gracias a esto intentaron revivir a la franquicia, e incluso se planeó una serie que se iba a titular “Transylvania” con Hugh Jackman haciendo cameos ocasionales; pero (como un vampiro) la misma no vio la luz del día porque la producción no era costoefectiva.


5. A Series of Unfortunate Events (2004)

El filme adapta parcialmente los primeros 3 libros de esta serie (The Bad Beginning, The Reptile Room y The Wide Window). Cuando se hizo la película 10 de los 13 libros que componen la historias ya habían sido publicados, por lo que los planes de una secuela eran inminentes. Sin embargo, y a pesar de Jim Carrey estaba dispuesto a hacerla, esta tuvo la misma suerte que Count Olaf.

Dato curioso: en el 2017 Netflix estrenó la primera temporada de la serie basadas en las novelas Lemony Snicket’s A Series of Unfortunate Events, la segunda temporada está pautada para estrenar el 30 de marzo de 2018. Puedes leer nuestra crítica de la primera temporada aquí.


6. Eragon (2006)

Se hicieron planes para adaptar los otros tres (3) libros, con el director Stefen Fangmeier regresando para hacer la segunda y tercera película una detrás de la otra (back to back), pero tras las críticas negativas, tanto de los reseñadores como la audiencia, castraron las posibilidades para continuar la historia. Lo más triste es que el filme fue promocionado como “El Primer Capítulo de la Trilogía Inheritance“, pero la serie de novelas terminó teniendo cuatro (4) libros en lugar de tres (3).

Dato curioso: Eragon es considerada la última película de gran producción que fue vendido en formato V/H/S.


7. The Golden Compass (2007)

La segunda parte de esta trilogía nunca se hizo por la pobre recaudación en la taquilla de Estados Unidos, unos 70 millones.

Dato curioso: El autor George R.R. Martin una vez dijo que este filme fue la razón por la quiso que Game of Thrones (2011) fuera una serie y no una película (auch).


Publicaciones relacionadas:

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 2

Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 3

(Visited 2.182 times, 1 visits today)

5 thoughts on “Las 7 franquicias que murieron antes de comenzar Parte 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *