Crítica | The Mummy (2017) ★★1/2

El Dark Universe de Universal Pictures comienza con esta entrega agridulce que establece con  éxito el futuro de la franquicia, pero sacrifica el ritmo narrativo de la historia para hacerlo. Nos mete por ojos, nariz y voca exposición para sentar la base de las futuras películas y no se concentra lo suficiente en brindarnos la mejor trama posible. En otras palabras, logra capturar el interés por este universo, pero como filme no es uno satisfactorio por cuenta propia.

Entre los mejores aspectos de esta nueva encarnación de The Mummy tenemos a Tom Cruise como Nick Morton y a Sofia Boutella (Star Trek: Beyond) como la princesa Ahmanet y nueva momia. Cruise, como siempre, es divertido de ver y se nota que, también como de costumbre, dio el 100% para interpretar a su personaje (nada mal para tener 54 años). Boutella, cuando está en pantalla, hipnotiza con su interpretación, lastima que no la utilizaran más.

La historia nos transporta al antiguio Egipto donde conocemos a la princesa Ahmanet y cómo obtuvo sus poderes. Luego nos lleva por unos breves instantes a los tiempos de las cruzadas, para terminar el viaje en el presente con el caza tesoros y soldado Nick Morton descubriendo una tumba escondida. El potencial de esta trama es enfinito, pero lamentablemente se antepone el Dark Universe y no se le da la prioridad necesaria a la historia principal.

Ver a Russell Crowe como Dr. Jekyll fue inecesario, pero cool. Creo que debieron dejar su personaje para una escena al final de la historia y no cortar la trama por la mitad con su presencia. La intervención de su personaje y la organización secreta Prodigium hace que el enfoque se descarrile. En otras palabras, nos metieron a Prodigium a la fuerza en medio del filme y el resultado es un desarrollo torpe e inconsistente en su tono.

Hablando del tono; cuando comenzó la película me emocioné porque parecía que iba a ver algo extraordinario (lo mismo aplica a la música), o algo memorable a lo Raiders of the Lost Ark (1981); mínimo algo disfrutable como las películas de The Mummy de Brendan Fraser, pero la historia nunca encuentra su balance. Al final lo único que uno disfruta son los conceptos de la trama, las expectativas para el futuro Dark Universe y algunas escenas que son entretenidas.

Hubiese preferido ver una historia 100% enfocada en los personajes de Cruise y Boutella que lo que vi. Tampoco me mal interpreten. No pienso que The Mummy (2017) es un desastre, porque no lo es. Simplemente es un filme que está justo en el medio entre lo bueno y lo malo.

En general no puedo decir que es un mal filme, pero tampoco es uno bueno, simplemente es aceptable. Tiene varios momentos que me gustaron, normalmente gracias a Cruise o a Boutella, pero tiene otros que son tediosos gracias a la innecesaria sobre exposición de argumentos.

En general los actores hicieron un buen trabajo, pero son prisioneros de un guion que intenta cargar más peso del que puede o debe.

Al salir de la sala no sentí que perdí mi tiempo, de hecho ya quiero ver el segundo capítulo de este universo cinemático, pero tampoco gané una experiencia memorable. Simplemente


Publicaciones relacionadas:

Tom Cruise: “The Mummy es aterradora y elegante”

Crítica | American Made (2017) ★★★1/2

Crítica | Edge of Tomorrow (2014) ★★★★

(Visited 79 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *