Loading

wait a moment

Crítica | Ant-Man (2015) ★★★3/4

Marvel cierra la segunda fase de su universo cinemático por todo lo grande con este filme de pequeña escala. Estamos tan acostumbrados a películas con robots genocida y dioses que abren portales intradimensionales que olvidamos que lo mejor que tienen estos filmes son las historias más personales, o sea las historias pequeñas a lo Iron Man (2008).

La dirección de Peyton Reed (Yes Man) en sustitución de Edgar Wright (Shaun of the Dead) le cayó como anillo al dedo a esta historia llena de momentos graciosos. MARVEL STUDIOS se asegura de darle a Wright el crédito que merece ya que fue este quien hizo la película posible ya comenzó a trabajar en ella incluso antes de que se hiciera el MCU. En fin, la influencia de Wright se nota a lo largo de toda la película, sobre todo en la edición que es uno de los mejores aspectos de Ant-Man.

La historia no es nada del otro mundo, básicamente es un heist film/filme de robo a lo Ocean’s Eleven (2001) pero con un traje que se vuelve a su usuario del tamaña de una hormiga, lo cual es ‘cool’. Es el libreto lo que eleva esta historia tanto por su comedia como por su desarrollo de personajes y la manera natural en que hace referencias a otros eventos y personajes del MCU. Lo más que me gustó de la historia es cuando tocan el pasado de los personajes, así como cuando presentan los aspectos científicos del traje. Hay un momento que me recordó a 2001: A Space Odyssey (1968) y eso es mucho decir. Esto es un excelente libreto en el cual la única parte débil es el villano, como suele pasar en los filmes de MARVEL. No me mal entiendan, el actor Corey Stoll (This is Where I Leave You, Non-Stop) hizo un excelente trabajo con el personaje pero sinceramente sabemos que MARVEL ha demostrado que es incapaz de hacerle justicia a sus antagonistas en una sola película.

Ya que mencione a Corey Stoll vamos a hablar sobre el elenco. Michael Douglas como Hank Pym, el primer Ant-Man, llena de su presencia la pantalla y es una gran adición al MCU. Paul Rudd como Scott Lang, un ex-convicto que intenta buscar estabilidad para poder estar con su hija, le da mucha honestidad a su personaje tanto los momentos serios como en los no tan serios. Por otro lado en Michael Peña destaca en la comedia y cuando está en escena se roba el show.

He escrito mucho sobre la comedia, pero la acción de este filme también es excelente, aunque uno se queda con ganas de más. Cuando la película se acaba, luego de dos escenas entre los créditos, uno está listo para ver más de este personaje en la pantalla grande. Ant-Man es uno de los mejores filmes de la segunda fase así que no tienen nada que temer.

(Visited 33 times, 1 visits today)

7 thoughts on “Crítica | Ant-Man (2015) ★★★3/4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *